Educación Financiera

Para llevar un buen control sobre tus finanzas es importante entender algunos conceptos básicos, así como la importancia de contar con un buen plan de ahorro.

El punto de partida

El primer paso es comprender la función que tiene tu dinero y hacerte tres preguntas importantes relacionadas a éste, que te simplificará el manejo de tus finanzas personales para priorizar necesidades, direccionar compras, administrar deudas, fomentar el ahorro y elaborar un presupuesto a fin de obtener un mejor resultado financiero

1 ¿Qué medios tienes para obtenerlo?

2 ¿Cómo lo puedes administrar?

3 ¿En qué debes invertirlo?

Identificar tus ingresos, es decir, cuánto recibes de salario o pensión, si eres retirado; o si tienes algún negocio, considera tus ganancias (no tus ventas).

¿Cómo puedes elaborar tu presupuesto?

Primero identifica y enlista tus gastos prioritarios. Suma tus ingresos y resta el total de tus gastos prioritarios, así obtendrás el dinero con el que dispones en ese momento.

No olvides que debes destinar dinero a tu cuenta de AHORRO; es decir, una cuenta bancaria (preferentemente a plazo fijo) en donde puedes guardar tu dinero y en el momento que lo necesites puedes disponer de esta cantidad mediante retiros en las sucursales de tu banco con libreta o tarjeta de débito.

Cuando hablamos de ahorro nos referimos a guardar una parte de tu ingreso para utilizarlo a futuro. Te sugerimos que en tu presupuesto consideres una cantidad fija para el rubro de ahorro.
Beneficios:
  • Se te facilita el alcanzar metas específicas.
  • Construyes un futuro financiero saludable.
  • Te ayuda a realizar sólo compras necesarias.
  • Estarás preparado para responder a imprevistos.

Ahora que decidiste ahorrar,
¿qué aspectos debes tener en cuenta?

Al tener todo el tiempo en mente el esfuerzo que te ha costado conseguir tu ingreso y la responsabilidad que implica, te será más sencillo asumir la importancia de administrar tus gastos.

Para llevar un buen control de tus finanzas se recomienda enlistar tus prioridades por orden de importancia, así como establecer metas a corto y mediano plazo.

Si llevas un buen control, administración y manejo de tus finanzas e identificas tus gastos, así como contar con una cuenta de ahorro, ha llegado el momento de hacer crecer tu dinero.

La mejor manera de hacer crecer tu dinero es mediante la inversión.

La inversión es una forma de poner a trabajar tu dinero con el objetivo de obtener una ganancia en el futuro, para alcanzar tus metas a mediano o largo plazo.

El inicio de una inversión no necesariamente debe representar un desembolso fuerte de dinero, puedes ir destinando un monto de tus ahorros para este fin. Lo ideal es que tengas una cuenta en una institución financiera autorizada.

Antes de invertir toma en cuenta:

  • Identificar en dónde puedes invertir.
  • Asesorías en instituciones financieras autorizadas.
  • Infórmate, compara los productos entre las diferentes instituciones y elige la opción que más te convenga.
  • Diversifica tu inversión con la intención de minimizar los riesgos.

Si vas teniendo claro tus movimientos tendrás el control sobre tus finanzas; al contar con una cuenta de ahorro y empezar a poner tu dinero a crecer, será más fácil poder tomar decisiones y estarás protegiendo tu patrimonio.

Si tienes bien claro a dónde vas, te será más fácil tomar decisiones respecto a cómo manejar tus deudas, qué seguros contratar para proteger tu patrimonio y cómo trazar una estrategia de ahorro para el retiro.

El retiro o jubilación, es la etapa de la vida en donde una persona deja de trabajar, llega alrededor de los 60 o 65 años de edad y para este momento, lo ideal es que cuente con suficientes ahorros o una pensión que le permita seguir con un nivel de vida adecuado.

Existen diferentes formas mediante las cuales puedes empezar a ahorrar para tu futuro como:

Una pensión es la forma de garantizar que contarás con los recursos necesarios para cuando llegue el momento de retirarte y dejar de laborar.

La pensión en una prestación económica que reciben los trabajadores asalariados cuando terminan su ciclo laboral, en la cual se destina una parte del salario mensual y es administrado por una Administradora de Fondos para el Retiro (AFORE).

AFORE

Una AFORE es una institución financiera privada que se encarga de administrar los fondos para el retiro de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Esto se hace a través de cuentas personales que se asignan a cada trabajador, en las que se depositan las aportaciones hechas a lo largo de su vida laboral.

AFORE para no asalariados

Trabajar independientemente no es un impedimento para poder contar con tu cuenta de retiro, también puedes abrir una cuenta individual en una AFORE y de esta manera ahorrar de manera voluntaria.

Seguro para el retiro

Un seguro de retiro garantiza la entrega del fondo acumulado (el capital que lograste ahorrar durante un tiempo determinado), para que en el momento que llegues a la edad de jubilación puedas mantener un nivel de vida deseado.

El tiempo es muy importante, cuanto antes comencemos a ahorrar e invertir para hacer crecer nuestro capital, necesitaremos menos tiempo para lograr nuestras metas financieras.

Esta sección no está disponible en dispositivos móviles, puedes consultarla desde tu computadora.